Prebióticos y Probióticos

Prebióticos y Probióticos

Según la Organización Mundial de Gastroenterología, los probióticos son microorganismos
vivos presentes en alimentos, medicamentos o suplementos, que cuando se consumen en
cantidades adecuadas pueden aportar beneficios para la salud tales como:

  • Mejoran la respuesta del sistema inmune al crear una fuerte barrera protectora intestinal
  • Reducen los efectos negativos de los antibióticos
  • Disminuyen el riesgo de enfermedades respiratorias
  • Favorecen la capacidad para asimilar los nutrientes de los alimentos
  • Promueven el buen tránsito intestinal aliviando diarreas o estreñimiento
  • Previenen el acné y/o algunos tipos de dermatitis
  • Reducen el mal aliento.

Es por esto que te recomiendo incluirlos en tu alimentación diaria procurando tener una
dieta donde no falten algunos de los siguientes alimentos:

  • Kéfir
  • Yogur natural
  • Kombucha
  • Pan Masa Madre
  • Pepinillos
  • Natto
  • Tempeh
  • chucrut
  • Kimchi
  • Miso

Por otro lado, los prebióticos son una fibra especial que encontramos en algunos alimentos la cual  no se puede digerir y al fermentarse es usada como “alimento” para algunas bacterias importantes en nuestro sistema gastrointestinal lo que estimula su crecimiento y desarrollo.
Los prebióticos pueden encontrarse de forma natural en algunos alimentos o simplemente pueden ser añadidos por la industria con el fin de mejorar las propiedades de algún producto alimenticio.
De forma natural los puedes encontrar en los siguientes alimentos:

  • Alcachofas
  • Banana
  • Legumbres
  • Papa
  • Ajo
  • cebolla
  • Puerro
  • Trigo de grano entero
  • avena
  • cebada
  • Espárragos

En resumen, los prebióticos son sustancias que ayudan a potencialidad los beneficios de
los probióticos, siendo ambos indispensables no solo para gozar de un excelente tránsito
intestinal sino también de una muy buena salud física y emocional.